martes, 9 de agosto de 2022

Leaders are readers


El título que lleva este blog es una frase dicha por el emprendedor estadounidense Jim Rohn. Pues el creía que el hábito de lectura era fundamental para un buen líder. A continuación se enlistan tres grandes ventajas de adquirir dicho hábito de acuerdo con José M.  Pujol, conferencista distinguido conferencista de liderazgo.


1) ¡Leer expande tu mente!

Albert Einstein dijo una vez: “La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original”. Cuando uno lee libros, bien sea de crecimiento personal, liderazgo, espiritualidad, entre otros, es como si se penetrara en la vida y sabiduría de personas que han llegado a donde uno quiere llegar. Nuestra mente empieza a conocer nuevas perspectivas que antes no veía.

Se podría decir que nuestro cerebro es como un músculo que puede moldearse si creamos el hábito de nutrirlo. Si no se ejercita va perdiendo ciertas capacidades como la memoria. Por eso, leer es tan importante para hacer que nuestra mente se expanda y vea la vida y las situaciones de maneras diferentes.
Muchas personas mantienen su forma de pensar desde que son niños hasta que mueren, y así sin darse cuenta, dejan pasar buenas oportunidades que se les presentan a lo largo de sus vidas. En cambio, los grandes líderes, son capaces de potenciar sus oportunidades porque su mente siempre está activa y atenta a aprovechar dichas oportunidades.
Si queremos ser mejores líderes debemos tomar el primer paso de leer sobre liderazgo y aprender de la manera de pensar y actuar de los grandes líderes que han dejado plasmadas sus vivencias a través de buenos libros.
2) ¡Leer te da nuevas ideas!

La lectura es una fuente inagotable de nuevas ideas, una frase de James Russell Lowell lo expresa muy bien: “Los libros son las abejas que llevan el polen de una inteligencia a otra”. Cuando leemos nos podemos ahorrar muchos años de experiencia, aprender más rápido sobre cosas que otros ya han realizado y equivocado.

El mismo Albert Einstein comento una vez: “Nunca gasto mi inteligencia en algo que puedo encontrar en un libro“. Ya sólo esta frase es un gran estímulo para empezar a leer como un hábito si es que hasta ahora no lo estamos haciendo.

La mete se nutre de conexiones; cuando leemos un buen libro, paseamos por un parque, un bosque, vamos al teatro o a un museo salimos de vacaciones, nuestra mente está continuamente haciendo conexiones de personas, lugares, recuerdos, y va formando e interconectando nuevas ideas donde muchas de ellas se podrían llevar a la práctica.
Es cuando nuestra mente está en movimiento que nos colocamos en movimiento. Cuando leemos estamos generando el ecosistema ideal para que se creen nuevas ideas.
3) ¡Leer puede aumentar tus ingresos!

Extracto de una entrevista realizada al legendario Jim Rohn donde comentó: “La gente a menudo me pregunta cómo llegué a ser exitoso en un período de seis años mientras que muchos de los que conocí no lo fueron. La respuesta es simple: Las cosas que encontré fáciles de hacer, ellos encontraron fácil no hacerlas. Yo encontré fácil fijar metas que podían cambiar mi vida. Para ellos fue fácil no hacerlo. Para mí fue fácil leer libros que podían influenciar mis pensamientos y mis ideas. Para ellos fue fácil no hacerlo. Para mí fue fácil ir a clases y seminarios, y rodearme de personas exitosas. Ellos dijeron que probablemente eso no era importante. Si hago un resumen, diría que lo que encontré fácil de hacer, ellos encontraron fácil no hacerlo. Seis años después soy millonario, y ellos todavía están culpando a la economía, el gobierno y las políticas de la compañía, cuando lo que pasó fue que olvidaron hacer lo básico, las cosas fáciles”.

Es sorprendente como con sólo leer puedes mejorar la manera en que manejas el dinero, y así, ir incrementando los ingresos de manera progresiva. Por supuesto, no lo verás de la noche a la mañana, pero si mantienes el hábito de leer libros sobre finanzas por el tiempo suficiente, en algún punto empezarás a ver cómo todas esas ideas que vas captando y almacenando en tu mente se empiezan a juntar para generar mayores ingresos en tu vida diaria.
Fue el mismo Jim Rohn quien dijo “La educación formal te dará un medio de vida, la auto-educación te dará una fortuna”. Siempre que puedo hago la siguiente pregunta en mis conferencias: “¿Quién quiere ser rico?” y la gran mayoría de los presentes levantan la mano. Pero inmediatamente después pregunto: “¿Quién ha leído mínimo tres libros sobre cómo mejorar sus finanzas en el último año?” y es allí cuando casi el 98% baja su mano. La reflexión es: queremos lograr cosas pero no estamos dispuestos a hacer los sacrificios necesarios para lograrlas.

Leer hace una gran diferencia en la vida. Nunca llegas a ser el mismo después de haber leído un buen libro.
Henry David Thoreau, un filósofo naturalista, lo dijo claramente: “¡Cuántas veces la lectura de un libro no ha sido la encrucijada que ha cambiado de curso la vida de una persona!” y Marcel Prevost comentó: “El hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino de un alma”.

Puedes empezar a leer cada día por un tiempo de 20 minutos y luego, si quieres, puedes ir aumentando el tiempo de lectura cuando ya lo hayas establecido como un hábito. Te hará mucho mejor líder que ahora y tú serás el primero en agradecerlo.
Referencias

·      Pujol, J. (2015)  Liderazgo: ¿Por qué leer te puede hacer un mejor líder? Catálisis de Liderazgo. 

lunes, 8 de agosto de 2022

Liderazgo: Cuándo los líderes dicen No…Sin remordimiento!


Por: José M. Pujol H.

Decir No es clave en el liderazgo. Puede que hayas pensado alguna vez que decir Si a todas las invitaciones, reuniones o proyectos era bueno porque no querías quedar mal con nadie pero la verdad es que decir No a muchas cosas es lo que te llevará al éxito. 

No hay líder que no haya aprendido o tenga que aprender a decir No. Es necesario, crucial y determinante si realmente queremos lograr cosas que valgan la pena. La vida es demasiado corta y no podemos darnos el lujo de invertir nuestro tiempo en cosas que no agreguen el valor suficiente a nuestro propósito. 

Los líderes de excelencia tienen muy claro que decir No es su mejor aliado para mantenerse enfocados. Les deja más tiempo libre para hacer lo que más les gusta y pasar tiempo con sus familias. Lo mejor de todo es que han aprendido a decir No sin que les cause remordimiento o estrés por el ‘qué dirán’. Ellos viven su vida y la viven en serio. 

En este Post comparto contigo 3 ideas que podemos aprender sobre cuándo los líderes de excelencia dicen No…y sin remordimiento! 

1) Cuando ven que se pueden desenfocar! 

Mantener el enfoque en lo que se hace nos lleva más rápido a nuestro destino. Es cuando perdemos el foco, el sentido y orientación de lo que queremos lograr que empezamos a dar vueltas y andar como si estuviésemos en una caminadora de ejercicios sin avanzar a ninguna parte. 

Los líderes saben que deben mantenerse concentrados cada día, cada mes, cada año, y es por eso que cuidan mucho qué tipo de proyecto, qué clase de reuniones o petición se alinea a sus metas y cuáles no. Si ven que algo no está alineado con sus sueños y proyectos dicen sencillamente cosas como ‘No gracias, en este momento no estoy interesado…’ o ‘lamento informar que No podré asistir a la reunión…’ o ‘En esta oportunidad No podré acompañarlos…’, y lo hacen por supuesto, sin remordimientos. 

Ellos saben que si pierden el foco, también pierden energía y tiempo. Dos de los recursos más valiosos que tenemos. Prefieren pasar por agua fiestas pero dedicar su tiempo y energía a cosas que les aprovechen. 

Por lo general muchas personas tienden a decir Si a muchas cosas al mismo tiempo y es cuando se ven atrapados en muchas actividades pero pocas con un valor verdadero para su propósito. Se sienten mal cuando quieren decir No y prefieren dejarse llevar por sus emociones y finalmente dicen Sí. 

Robin Sharma comenta que “Hay demasiadas personas que se esconden detrás de estar ocupadas sin producir nada para evitar enfrentarse a su miedo al éxito” y también aconseja “Para de administrar tu tiempo. Comienza a gestionar tu enfoque”. 

Estar ocupado no demuestra que seas importante, o que estás haciendo las cosas bien. Por lo general indica que sientes que eres indispensable, que tienes que estar presente para que las cosas sucedan o que tienes que hacerlas tú para que se hagan bien. Pero si estás muy ocupado puede ser un síntoma de que necesitas delegar más y que debes necesariamente decir No a algunas cosas poco importantes para dedicarte a las cosas que realmente valen la pena. 

Mantente enfocado hacia tus metas y sueños y atento a decir No cuando surja algo que te quiera desenfocar. Sólo así lograrás grandes cosas en tu vida. 

2) Cuando no les convienen ciertas relaciones! 

Los líderes de excelencia se cuidan mucho de las personas con las cuales se relacionan. No se trata de que hagan discriminación entre unas y otras sino que no están dispuestos a pasar tiempo con personas que se quejan, critican o que les gusta el chisme. Si observan que en tal reunión o círculo social hay personas con éstas características, se les hace fácil decir ‘No gracias…’. 

Por lo contrario, la mayoría adopta una posición conformista o falsamente educada. Prefieren quedarse en un lugar escuchando los últimos chismes del día que retirarse a seguir con sus labores. Piensan que si se retiran o hacen algún comentario contrario pasarán por personas maleducadas. 

Pero la verdad es que los líderes cuidan su mente, saben que una sola gota de pensamiento contaminado puede contaminar todo un estanque, y prefieren evitar esos malos ratos. Si ven que no les convienen algunas relaciones, reuniones o grupos de personas, sencillamente se retiran, mentalmente han dicho No. 

Recordemos el principio: “Eres la media de las cinco personas con las que pasas más tiempo” Jim Rohn 

La próxima vez que te encuentres en una situación donde tu paz mental, integridad y valores personales choquen con relaciones poco favorables, piensa en la manera en que lo podrías evitar. Decir No te colocará en una posición de ventaja con respecto a los que se queden allí. 

3) Cuando no ganan! 

Los líderes son campeones, les gusta ganar. Buscan involucrarse en aquellas cosas que les aporten algo, que los hagan mejores de lo que son, es como también dijo Jim Rohn “La razón más importante para fijar una meta es debido a que ella hace que usted se convierta en alguien mejor para conseguirla. En lo que ella lo convierte, siempre será de mayor valor que lo que usted obtenga de ella”. 

Si un líder de excelencia no ve la manera en que un nuevo proyecto, sociedad o relación puede llevarlo a ser mejor y mejorar las vidas de los demás entonces prefiere decir No. 

No se trata sólo de ganar dinero con alguna nueva inversión, sino de ganar como persona, en sus emociones, en su mentalidad, en enfrentar retos que les hagan alcanzar nuevos niveles de satisfacción personal. Tampoco quiere decir que busquen sólo relaciones donde ellos ganen sino que sean del tipo ganar-ganar. 

Saben que el hecho de que algo se vea interesante no significa que deban tomarlo. Puede parecer muy prometedor al principio pero al final no les dejará absolutamente nada. Se dan cuenta que tomar esas ‘oportunidades’ significaría desaprovechar su tiempo. 

Por otro lado, muchas personas se lanzan a nuevas ideas sin meditar si eso realmente les conviene. Dejan de hacer algo que era importante por la emoción de comenzar algo nuevo. Otros, tratan de manejar varias cosas al mismo tiempo socavando su potencial. 

Debemos evaluar muy bien qué tipo de decisiones son las que nos llevan a ganar en lo emocional, mental y espiritual así como en lo material. No porque esto último sea lo principal, sino porque tampoco deberías estar dispuesto a perder dinero. En este punto debemos recordar el consejo de Warren Buffett que dice “La regla número 1 es no perder dinero nunca y la segunda, no olvidar la regla número 1”. 

Recuerdo una ocasión en la que fui a pedir patrocinio para un evento a un empresario amigo y que se ha convertido en uno de mis mentores en el área de emprendimiento e innovación. Luego de explicarle el tema del evento y quién sería el conferencista, yo pensaba que aceptaría inmediatamente tomando en cuenta que el tema era bueno así como el ponente, y por supuesto, la amistad que nos une. Su respuesta fue un educado pero tajante ‘No’. 

Cuando le pregunte el porqué de su negativa, de manera muy serena, y acorde a su estilo, me comentó que el evento no iba en la dirección de su visión de empresa. En pocas palabras, no iba a invertir su dinero en cosas donde no iba a ganar visibilidad con sus clientes potenciales y que además no eran su centro o enfoque. Lo entendí, acepte y aprendí. 

Decir No sin remordimientos es clave para alcanzar el éxito en cualquier área de la vida, aún los tenistas número 1 deben decir No a alguno que otro campeonato durante el año para poder decir Si a los eventos más importantes de la temporada. 

Aprende a decir No las veces que lo consideres necesario. Puede que al principio te sientas incómodo pero notarás con el tiempo que te hace avanzar más rápido a dónde quieres. 

Se el líder que debes ser y di No sin remordimientos!









viernes, 5 de agosto de 2022

El secreto del éxito

Por: David Fischman 

Al ver personas que logran sus metas, son exitosas, famosas y reconocidas, tendemos a a asumir que salieron adelante por su talento, porque es lo que está a la vista. Lo que muy pocos saben son las dificultades y obstáculos que tuvieron que soportar.

Todos conocen los éxitos de Walt Disney, sus dibujos animados, el ratón Mickey, muchos han visto las películas de su estudio o han ido o escuchado de sus parques de diversiones. Todos recuerdan a Walt Disney como una persona extremadamente creativa y talentosa. Pero lo que pocos saben es que Walt, antes de fundar la empresa Walt Disney, fundó dos empresas de animaciones que fueron un rotundo fiasco económico y quebraron. Tampoco es conocido que decidió cambiarse de rubro y trató de hacer películas de cine no animadas y le fue mal. Tampoco se sabe que tuvo 302 rechazos antes de conseguir el financiamiento para construir su parque de diversiones.

Muchos conocen el libro "Chocolate para el alma" del autor Jack Canfield. Es un libro que ha sido traducido a 39 idiomas y ha vendido 8 millones de copias. Es una obra compuesta de pequeñas historias que inspiran y motivan a las personas. Pero lo que pocos saben es que el autor tuvo 130 rechazos de editoriales que consideraban el libro como poco comercial y que además tenía un título ridículo.

Muchos conocen al que fue el primer ministro británico en la segunda guerra mundial, Winston Churchill. Además, se sabe cómo se convirtió en uno de los líderes clave en esa época y que tuvo una gran influencia para derrotar al imperio Nazi. Churchill es recordado como una persona brillante, estratégica y con un gran sentido del humor. Pero lo que pocos conocen es que lo reprobaron en sexto grado en el colegio, que las universidades de Oxford y Cambridge no lo aceptaron como alumno. Tampoco saben que en la primera guerra mundial, él ayudó a diseñar la estrategia de una batalla que fue una catástrofe a la que se denomina el "Desastre de Gallipoli".

Todos conocen al científico Albert Einstein, creador de la teoría de la relatividad y ganador de un premio Nobel. Pero lo que pocos conocen es que Einstein era considerado un alumno retardado en sus años iniciales de colegio, ya que tardó mucho tiempo en aprender a hablar y a leer. Cuando postuló a la universidad, falló en el primer intento. Cuando hizo su tesis doctoral fue rechazada y considerada totalmente irrelevante.

Todos conocen a Steven Spielberg, el director de cine que ha hecho películas como Tiburón, Encuentros cercanos del tercer tipo, E.T. el extraterrestre, entre otras. Ganó un Oscar con la película La lista de Schindler. La revista Time lo incluyó en la lista de las 100 personas más importantes del siglo. Pero lo que pocos saben es que Spielberg fue rechazado 3 veces para ingresar a la escuela de cine de la Universidad de California. Tampoco saben que trabajó en los estudios de la empresa Universal practicante sin pago y que la primera película que creó fue una total decepción.

La historia está llena de personajes similares a los anteriores, exitosos y famosos pero que tuvieron que soportar muchos obstáculos, errores y rechazos. Personajes que a pesar de todas las dificultades perseveraron y tuvieron éxito.

El secreto del logro no está en el talento. Hay muchas personas con talento que no llegan a ningún puerto. El secreto del logro está en la perseverancia, en la capacidad de postergar la gratificación, en soportar momentos difíciles y no perder la esperanza de que en el futuro, todo el esfuerzo dé frutos. 

El secreto del logro está en las horas de trabajo, de práctica y de preparación. El secreto del logro está en nuestra forma de interpretar lo que nos sucede en la vida. Algunas personas toman los rechazos y errores como fracasos permanentes. Otros más bien ven los errores como oportunidades de aprendizaje, de mejora y crecimiento.

Como menciona la autora Darcy Andries, "El secreto del logro no es un secreto", solo hay que prestarle atención a todo el esfuerzo y perseverancia de las personas que hoy día disfrutan el éxito.

jueves, 4 de agosto de 2022

Liderazgo para adoptar el cambio social

  El liderazgo es un instrumento para lograr el cambio social. En toda la historia, ya sea para abolir normas sociales, superar males sociales o modernizar la historia, el cambio social hubiera sido imposible sin el tipo correcto de liderazgo. Cuando se trata de movilizar las masas, encender la pasión en las personas hacia un objetivo común y motivar a las personas a actuar hacia dicho objetivo, no sería posible unir a las personas y motivar la acción sin el liderazgo. Una persona tiene que empezar el movimiento, y tal vez no sea un líder profesional, tal vez no tenga que ser un líder político, pero debe tener el carisma para inspirar y motivar a las personas. Un buen ejemplo de tiempos recientes sería Anna Hazare, un ciudadano hindú que inflamó a miles de compatriotas contra las injusticias del sistema político de su país y la rampante corrupción en la sociedad y los políticos. Lanzó uno de los movimientos civiles más grandes que Asia ha visto en mucho tiempo. En términos de cambio social, el líder es el rostro del movimiento, así como la columna vertebral, mientras que las personas forman el corazón y el alma.

miércoles, 3 de agosto de 2022

9 Capacidades de Liderazgo Personal.

 9 Capacidades de Liderazgo Personal. 

Para innovar en cualquier ámbito, los líderes empiezan por la “innovación personal”. Solamente, desde esa base, los líderes pueden “liderar desde el futuro que emerge". 

Para liderar la transformación de la propia vida y de las organizaciones después, hacia un modelo de desarrollo sostenible, los líderes se han de “estirar” más que nunca. 

Christopher Baan, Phil Long yDana Pearlman, autores de la investigación cuyos resultados publican en“The Lotus. A Practice Guide for Authentic Leadership in Strategic Sustainable Development”, plantean las nueve capacidades que toda persona (líderes, facilitadores y coaches) que enfrenta al reto de una transformación en las comunidades, debe practicar, desarrollando su maestría, 9 Capacidades de Liderazgo Personal (traducción del texto original):

 #1. Estar presente. Estar presente significa estar totalmente consciente y despierto en el momento presente – físicamente, mentalmente, emocionalmente y espiritualmente. Incluye conectar con los demás, el entorno y las circunstancias. 

#2. Suspender el pensamiento y dejar ir. Es la habilidad de experimentar activamente y observar un pensamiento, suposición, juicio, patrón habitual, emoción o sensación como el miedo, la confusión, el conflicto o el deseo, y entonces refrenarse de reaccionar inmediatamente o responder a la situación.

#3. Intención alineada con un propósito superior. Es el alineamiento de la naturaleza auténtica personal con el orden natural en el mundo o en la vida. 

#4. Compasión. Tener aceptación incondicional y amabilidad hacia todas las dimensiones de uno mismo y de los demás, con independencia de la circunstancia. Incluye la habilidad de reflexionar sobre uno mismo y los demás sin juicio, pero con el reconocimiento y confianza de que los otros están haciendo lo mejor que pueden en una situación dada. 

#5. Consciencia sistémica total. La capacidad de cambiar rápidamente entre diferentes perspectivas, escalas y puntos de vista, para ver la imagen global (“big picture”), las interconexiones dentro del sistema, y ser capaz de descender hasta los pequeños detalles. 

#6. Auto-consciencia total. El proceso continuado, que dura toda la vida, de prestar atención a conocerse a uno mismo; implica la observación consciente e intencional de las diversas dimensiones del ser (física, mental, las “sombras”, emocional, espiritual). Es la capacidad de observar como uno piensa, se relaciona, siente, nota y juzga. Incluye percepciones más allá de la mente racional, incluida la intuición. 

#7. Poder personal. La habilidad de usar energía y empuje en manifestar acciones sabias en el mundo para el bien común, al tiempo que siendo consciente de la propia influencia en una situación. 

#8. Sentido del humor. La experimentación universal de simultanear diversión, risa y alegría, a partir de una experiencia, pensamiento o sensación. 

#9. Gestionar dualidades y paradojas. Es la capacidad de “sentarse” con la ambigüedad cuando se está facilitando una sesión, de gestionar polaridades, y sostener múltiples perspectivas. 

Podemos ver estas nueve capacidades como “un duro camino que recorrer”o como “una visión personal poderosa”, o como las dos, o como ninguna de las dos. En todo caso, tal vez, el punto de partida sea comenzar a conocerse en profundidad y descubrir más de nuestras competencias y patrones de comportamiento.

martes, 2 de agosto de 2022

Cuestión de perseverancia

Por: José Luis Del Campo Villares 

Según la Real Academia Española, se define como perseverancia a la ‘Constancia en la virtud y en mantener la gracia hasta la muerte’. Yo diría que es un tanto poético y exagerado. 

Siempre es una palabra a la que todos nos ha gustado recurrir para atribuirle connotaciones positivas y sobre todo de consecución de lo que une persigue en cualquier ámbito de la vida. 

Perseverar es continuar en el empeño de conseguir algo que por el momento no hemos podido alcanzar. Y desde mi punto de vista es la hermana siamesa de la motivación. Una sin la otra no podría existir. 

Y es que motivación es el estado de ánimo que nos hace realizar algo para intentar cumplir unas expectativas. Es una sensación interna que nos mueve a alcanzar una meta. Pero si en el intento no lo conseguimos a la primera, la perseverancia entra en juego. El no cejar en el intento, el repetir las cosas hasta conseguir nuestras metas necesita de un grado de motivación y un espíritu para perseverar en ello. 

Y lo que está claro es que no perseveras en algo en lo que has fallado si no estás motivado para ello. 

Son lo que se podría decir necesarias una de la otra. Motivación sin perseverancia no conduce a nada y a la vez nadie persevera si no encuentra el motivo que le haga repetir lo hecho inicialmente hasta conseguir el objetivo. 

Y recurriendo a la cultura popular que suele ser bastante sabia, hay un refrán que describe esta ‘unión de hecho’: 

“El que la sigue la consigue” 

Aunque cierto es que mucha gente se queda en el intento, la repetición de una actuación perseverando en ello, necesita unas dosis elevadas de motivación. 

Un deportista de éxito, un investigador famoso o cualquier persona que ha logrado su objetivo en su vida profesional o personal cuando es interpelado siempre suele decir lo mismo: ‘Dedicación, insistencia, afán de superación, superación de obstáculos,…., incluso hay quien reconoce que se necesita una pequeña dosis de suerte ‘. Pero en lo que todos coinciden es en dos factores: ‘La perseverancia en lo que se hace y la motivación interior para conseguir los objetivos marcados’. 

Que toda actividad en esta vida necesita de una automotivación por nuestra parte es un hecho y que no ceder hasta conseguirlo, es decir, perseverar es otro hecho irrefutable. 

Esto debe de unirse a una dosis de inteligencia emocional y de pensamiento positivo, ya que caer en el fracaso sin espíritu de volver a levantarse sólo conduce al abandono de las metas fijadas y por lo tanto a la desmotivación. 

Son un conjunto de factores que todos en perfecta unión conducen antes o después al éxito en lo que nos embarcamos. 

En las organizaciones pasa lo mismo. No se consigue un clima laboral adecuado en ellas a la primera y siempre es una situación en continuo cambio, luego saber motivar y perseverar en esta actuación es la meta a conseguir por el líder para generar un ambiente de trabajo adecuado que sea la base fundamental para conseguir lo mejor de cada miembro y sobre todo que el talento de cada uno aflore y se emplee en el bien del grupo a la vez que el bien individual.

lunes, 1 de agosto de 2022

Liderazgo: Forma el hábito de dar la Milla Extra!

Por: Catálisis Liderazgo.

La Milla Extra es un concepto que habla acerca de dar o hacer más de lo que se supone que se tiene que dar o hacer.

Quiere decir que si te pagan por llevar unas cajas de un lugar a otro, no sólo las llevas, sino que ayudas a limpiar el lugar cuando terminas. Quiere decir que si te toca trabajar hasta las 5:00 pm y un cliente llega a las 4:50 pm, no le dices que ya estás por cerrar sino que lo atiendes con la mejor actitud posible aun cuando sabes que ese día saldrás de tu trabajo probablemente a las 5:35 pm o 5:45 pm.

La Milla Extra implica siempre dar o hacer más de lo que se nos pide. Es ese extra que se da o hace que no está en el acuerdo.

Las más grandes personas de éxito en toda la historia han adoptado el hábito de dar la Milla Extra. Han descubierto que este sencillo pero poderoso hábito viene incluido con remuneraciones abundantes que no son sólo físicas o materiales sino también emocionales y espirituales y por esto, no dejan escapar ninguna oportunidad en que pueden dar esa milla extra.

Por lo general estamos acostumbrados a dar o hacer justo lo que se nos pide, lo necesario y nada más. Nos acostumbramos a vivir en lo que es justo, si tu me das, yo te doy…Muy pocas personas dan algo extra.

El mismo Jesucristo una vez hablando con el pueblo les dijo: “Si te obligan a llevar carga una milla, llévala dos”. Se estaba refiriendo a tener una actitud de dar algo más en todo momento.

Estamos tan acostumbrados a hacer lo justo que hay veces en que alguien o alguna situación nos tienen que obligar a dar más. Mejor sería hacerlo sin que se nos obligue, por nuestra propia iniciativa y con una actitud mental positiva.

La buena actitud es clave para que al dar la milla extra, venga incluida con todos sus beneficios. Si nuestra actitud es rezongona, criticona o de mal humor, no recibiremos el total de beneficios que vienen con la milla extra.

Es sorprendente los beneficios que se reciben cuando uno se forma el hábito de este gran hábito: clientes más satisfechos y fieles a la marca, colaboradores más comprometidos con la organización, mayor sentido de pertenencia, mayor camaradería en la empresa, recompensas inesperadas, cosechas más fructíferas.

La Milla Extra está relacionada con la Ley de la Compensación o Ley de la Siembra y la Cosecha. Quiere decir que cuánto más des, más recibirás.

Cuando se hace algo por una persona, ésta se siente comprometida a devolver el favor, siente que debe compensar al otro. Por tanto, si se hace algo extra por ella, su sentimiento natural será de compensar con creces, es decir, una sobre compensación hacia aquel quien le beneficio primero.

El hábito de dar siempre la milla extra en cualquier situación puede generar grandes beneficios para aquel que lo hace. Los grandes líderes has descubierto su gran poder y lo usan a diario.

¿Dónde puedes utilizar el hábito de la Milla Extra?
En la atención con tus clientes.
En las relaciones con tus colaboradores.
En la escucha activa que prestas en una conversación.
En el tiempo que pasas con tus seres queridos.
En tu tiempo de relax y reflexión.
En la forma de comer, comiendo más saludable, por ejemplo, haciendo un jugo de frutas en vez de optar por comprar un refresco por la comodidad.
En las tareas que haces da diario en tu ambiente de trabajo.
etc, etc, etc.

Lo mejor de adoptar el hábito de dar la milla extra está en que, como decía el ex jugador de fútbol americano Roger Staubach, “No hay atascos de tráfico a lo largo de la milla extra”. Como casi nadie tiene este hábito en su vida, pues tú serás uno de los pocos que se beneficien: tus clientes querrán hacer negocios contigo, tu liderazgo mejorará y crecerá, en fin, tu vida tendrá muchas más bendiciones.

El hábito de la Milla Extra está esperándote para que lo uses y disfrutes sus inmensos retornos de inversión.

Por supuesto, a veces no será fácil, habrá gente que te dirá que no vale la pena, que serás el tonto de la película y que otros simplemente se quieren aprovechar de ti, que no sacarás nada bueno de esto y que terminarás más cansado, pero sabes qué, esa misma gente seguramente le tiene miedo al éxito y no quieren que tu avances al siguiente nivel.

Toma ejemplo de los grandes líderes de la historia y verás que dar la Milla Extra fue y sigue siendo uno de sus mejores activos para el éxito.

Las grandes empresas siempre dan más y mejores cosas a sus clientes, y detrás de una gran empresa, siempre hay grandes personas.

Sé el líder que debes ser y empieza a formar el hábito de dar la Milla Extra.